Google+ Followers

domingo, 23 de septiembre de 2018

ALZHEIMER NA BUTACA.

Resultado de imagen de na butaca 
Pepa Barreiro interpretando "Na butaca" Foto de la web.

Cuando la conocí en los 80 era una joven maestra aspirante a que convocasen oposiciones. Bella, tierna y libre. Con la valentía que da la honestidad.
Eran años en que muchos trabajadores normales, con sueldos bajos y poca formación, apoyábamos, admirábamos y sentíamos el arte. 
Tal vez por eso, cuando me dijo que se iba a dedicar al teatro, no temí perder su cercanía. Temí por ella, en una sociedad en que los valores apreciados son efímeros.
Siempre que nos vemos es como si no hubiesen pasado lustros, es "como decíamos ayer".
Trabajó muy duro.
Hace dos días mi Santa y yo fuimos a verla en un teatro de pueblo. La obra es sobrecogedora, su expresividad , la extraordinaria interpretación al piano de  Peter Jensen Velpister nos entusiasmó  y la iluminación de Laura Iturralde perfecta para sentir sonidos y movimientos.
Las personas que hemos convivido "con lo que sea" senil, como Pepa, mi Santa y yo, quizás somos más resistentes a lo que la intérprete dice en un monólogo sin más descanso que el desmayo. Cada uno de sus poros transmite una realidad temida por la sociedad inconsciente, solo los que amamos la realidad, aunque esta sea cruel, podemos afrontarla. A veces, incluso combatirla.