Google+ Followers

miércoles, 14 de abril de 2010

Si Baltasar Garzón fuese gallego.


Tengo corta experiencia en los juzgados, espero que por muchos años. Pero creo que a los tribunales habría que llevar gallegos rurales: gallegos jueces, gallegos acusados y fiscales. Y de secretaria a la pelma esta que dice que somos términos peyorativos. Es un hablar...

Digo yo: Llega Baltasar Garzón al tribunal. Sale la Pedorra Peyorativa:

- Baltasar Garzón Real.

- Diga.

-Pase.

La fiscal.-

- Estamos aquí para entender de un caso de ocasión de conducta prevaricosa.

- No señora, que todo son infundios y calunias, me denunció un vecino falangista, porque sabe que ya no van mandar. Deso se aprovechó un compañero que es muy trabajador y reto, pero me tiene malquerer por lo de ser internacional.

El juez:

-Aténgase al sumario.

-Ya me atengo señoría, pero es que no encuentro explicación.

-Ni la tiene señoría, dice la fiscal, mire: los representantes de los asesinados del fascismo pactaron con los representantes de los asesinados del populacho, que iban a dejarlo así, que ya habían pasado cuarenta años. Una pensión para los jubilados del ejercito fiel a la República y presos fuera de las cárceles, y colorín colorado. Para amnistiar a los inocentes hay que amnistiar a los culpables. Treinta años más tarde viene don Baltasar y la legislación internacional hecha por asesinos de mil años, y nada, que a desenterrarlos y entregar sus restos a hijos ancianos, nietos y sobrinos nietos y claro, a los dos que quedan en Falange les dice uno en la taberna, "-Mira: aprovecha y pon denuncia por prejubilación, que esta semana está de turno Varela y está hasta los güevos de garzonadas."

-Prevariación, fiscal, es prevariación.

-Ay, si . La fiscalía no carga, no ve indicios de delito en la prevariación del acusado, que ya venía prevaríado de fuera. Que vino de fuera, que no es de aquí.

-Si no es de aquí, es otra cosa, esa gente es rara... Mira que la gilipollas esta llamarnos términos peyorativos.

-Mire Señoría, que yo no soy de aquí, ni raro, llevo mucho en esto de la justicia y casi me he vuelto gallego. Lo malo son las envidias, me envidian hasta el nombre, "Garzón Real".

El juez, aparte:

- Ya empezamos, este anfibio odio fraternal va acabar con nosotros.

-Menudo pájaro está hecho usted, ...Garzón Real, Garzón Real ....

Al pasar por el acusado la Secretaria peyorativa, que de tanto juzgado tenía un asiento gallego, suspiró,

-Pena de hombre, si no fuese tan soso...

El policía al pasar pensó:

-Mira que metimos la gamba veces por culpa del tarugo este.


Yo no quiero pensar, que endeluego escribo chorradas...
A Encarnita, que sé lo que le molestan los peyorativos, es un decir...