Google+ Followers

lunes, 23 de enero de 2012

RULETA RUSA.


Iba enmimismado a repostar el auto, pensando en como me la han metido los del Banco Popular .
En la gasolinera del Burgo pedí un lleno y me fui a pagar.
EnlaceMientras esperaba para dejar los sesenta euros de gasóleo para que los iraníes nos revienten las tripas, buscaba donde estaba el aceite, pues ayer se jodió el motor del "Biniazar" y quería saber cuantos euros tiró a la sentina. No había aceite, ni nada mecánico: Solo chuches, pan, refrescos,..., esa gasolinera era un supermercado. Cuando me tocó pagar, la niña monísima dijo:
- ¿No quiere participar en nuestro sorteo? - mostrándome una papeleta con números- por un euro le pueden tocar...
- Perdona, no juego a nada, -y acordándome del banco popular- Bueno..., solo a la ruleta rusa...
-¡De eso también tenemos!,- dijo, señalando una ruletita en un sobre, y prosiguió- , esta se llama... ¡la rueda de la fortuna!.
- No debe ser lo mismo, la que yo digo se juega con un revólver.
La pobre chica me miraba aterrorizada cuando me di la vuelta deseándole un buen día y sin contener la risa.