Google+ Followers

sábado, 19 de julio de 2008

XOSE GUILLERMO.

. Ventana del pabellón Oeste del Faro de Sálvora. 1990, Oleo sobre tela

Vista del Faro desde la Colina del Norte.


Entre las ocasiones memorables que recuerda la historia, están algunos viajes con Xosé Guillermo, algunas fiestas poco confesables, y una forma de vivir que para desgracia de siquiatras y taberneros está tendiendo a desaparecer. Viajó todos los continentes y cató de todos sus caldos.


Estos días se afana en montar una retrospectiva en Vigo.


Alguno de sus cuadros -que atesoro- entre los que se encuentra el arriba repetido, estarán en la muestra de doscientas pinturas y esculturas fruto de más de cuarenta años de trabajo e inspiración divina.


Hemos envejecido juntos, discutiendo y riéndonos sin parar, aunque a veces estamos tan hasta los güevos de nuestras respectivas genialidades, que parecemos un matrimonio y nos tomamos vacaciones.


El pobre Guillermo está peleándose con el formato de su archivo fotográfico para meter algo de obra en un Blog http://xoseguillermo.blogspot.com/ . De momento escaneó un recorte de prensa.


Quiero dedicar esta entrada a Maruchi, que vive su grandeza y aguanta sus disparates y a Concha que soporta mis desastres y mis obras pacientemente.


A los taberneros que han trasnochado y se han enriquecido como cerdos gracias a nuestras borracheras y si no lo han hecho no ha sido culpa nuestra.