Google+ Followers

sábado, 12 de diciembre de 2009

NUEVA LEGISLACION TRIBUTARIA ESPAÑOLA




Es que el Estado no descansa en sus esfuerzos por desasnarme. Para incentivarme hace unos días me han nombrado Recaudador de Impuestos con poderes ejecutivos. Para que mi mamá y mis otros tres lectores os enteréis, y quede demostrado que no bromeo os pongo una fotocopia del nombramiento que graciosamente me hace Doña María Clemente Barciela, Jefa de la Unidad de Recaudación de la Delegación de la Agencia Tributaria de Vigo. Y os lo explico someramente:
En nuestra participación en la lucha contra el cambio climático, hace dos años compramos los elementos para una instalación de agua caliente por energía solar. La empresa suministradora hizo el proyecto y la Xunta concedió una subvención de un cuarto (25%) de la inversión aproximadamente. Aboné los materiales y accesorios recibidos, procediendo a la instalación y puesta en servicio. Por si las moscas, acordé con los suministradores que un diez por ciento del importe sería abonado en cuanto la obra fuese aprobada por las autoridades de Industria, lo que hice puntualmente. En mi declaración de la Renta 2008 declaré la inversión en energía solar en mejoras de la vivienda y la subvención como ingresos.
Cuando recibo la carta de esta señora que me conmina a no pagar a los Srs. Mx Ingenieros S.L. e ingresar 8.017,96* Eurazos en el Tesoro Público (se adjunta una carta de pago), mi gozo no cabía en la ducha de agua caliente solar.
* Nota: en la carta de pago dicen 8.024, 40 €. La carta de pago podría deducirla yo de mis facturas pendientes con la empresa. ¿Que cantidad? Les dá igual.
-Hostia, me han nombrado Recaudador de Impuestos, como Cervantes.
Me puse manos a la obra y empecé la tercera parte del Quijote. Avellaneda III sería el seudónimo.
Fui a la delegación a preguntar cuando empezaba a cobrar lo de la nueva ocupación, me dijeron que no, que estoy obligado por ley. Como lo de defender la Patria, y que no soy el único. Me dio el probo funcionario una lista de recaudadores de Impuestos sin oposiciones: Hoteleros, dueños de restaurantes, surtidores de carburante, estanqueros, los de los bares de copas, los de las maquinas tragaperras, vendedores de lotería, el copón, digo el cupón. Tié cojones, pa una vez que me dan un puesto...
He dejado de escribir la tercera parte del Quijote. Me iré al talego más próximo por si me admiten. Manco ya era mi abuelo.