Google+ Followers

lunes, 10 de diciembre de 2012

CARA DE CONA.

Me invitaron, según dicen, porque las funcionarias de la oficina echaban en falta mis salidas de tono. Mi jefe de seis años en la función más disparatada que Santa Administración me encomendó, se jubilaba. Esos años me dieron la oportunidad de conocer gente divertida, honesta y trabajadora. Trabajar es como lo del sexo, conoces gente. 
En Telecomunicaciones hacían una comida anual en una provincia gallega cada año, se pagaba a escote e iban desde los jefes provinciales hasta los conductores. Se hacía un sábado. En la administración pública no he conocido un departamento donde la gente fuese tan  legal y por el tipo de trabajo, casi de espionaje, era además de técnicamente muy cualificada, con componentes de arte e imaginación.
El entonces Jefe Provincial de Ourense, Xose Lois también apodado Carrabouxo es sin duda un Ingeniero singular: dibuja humor. Lo conocía poco, casi nada. En la comida de despedida de mi exjefe Pereira estaba Carrabouxo, como le llaman en Ourense. 
En lo de los recuerdos soy raro, tengo recuerdos cuando como e ideas geniales cuando voy al retrete. Siempre sin un lápiz a mano. A Xosé Lois, le conté que cuando me incorporé al aeropuerto de Vigo una dama me preguntó de donde venía, le dije que de Telecomunicaciones, y me dijo si conocía al Carrabouxo, contesté que algo habíamos coincidido. Me dijo;
-El otro día eran carnavales y estábamos un grupo de señoras en el excusado propio de nuestro sexo, entró alguien con ropas extrañas y trozos de peluca adheridos a la cara y me dijo:
- ¿Non terás por ahí un pintalabios?, e só para darme un toque no narís, e que eu son un cara de cona, e o narís é o clítoris. (Spanish version:¿No tendrás un pintabios? solo para darme un toque en la nariz, es que voy de cara de coño y la nariz es el clítoris.) 
Cuando salió del baño de señoras, las damas escandalizadas le dieron los datos del peticionario a la donante.
Me miró asombrado y me dijo:
-Si, paréceme lembrar algo así, é certo que fun uns carnavales vestido  de cara de cona.