Google+ Followers

jueves, 20 de junio de 2013

LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS.

No son los únicos responsables.  ¿El gobierno español?

El lenguaje marítimo es un lenguaje rico, incorpora vocablos de otros idiomas, ajustados a las circunstancias. Cuando empezé a escribir estas chorradas, pensé en escribir lo que me saliese de la minga pero tratando de ayudar a sobrevivir al escobén, a la contra, la pasteca, la driza y el molinete. Pero nada de eso ha sucedido, el mecanismo de relojería que descompensa mi minga, que hace girar la óptica de mi faro anticuado me lleva a otros derroteros, y hoy la invasión de delicadas mariposas  a las que le dieron el poder, hace que el Comité por la Pureza de las costumbres y el movimiento de las lenguas me encargue este modesto estudio. Realmente no saben lo que hacen, siempre aprobé la gramática por los pelos, los únicos que se atrevieron a pagarme por escribir quebraron a los tres meses. Ellos verán.
Lo que despierta estas lineas es que a Maruja Torres le aconteciese lo peor: Wert se le metió en la cama, quiero decir que amaneció con él. Y le entró con aquello de que "pobre" es un vocablo pasado de moda, como fanal o así.
A nuestros políticos les pasa como a los economistas: Se inventan un lenguaje y así no les entendemos. Luego pase lo que pase dicen que los pringados que pagamos sus lujos y apariencias no comprendimos su mensaje. Y la panda de periodistas que les siguen incorporan el lenguaje. No ven, visualizan. No dicen verbalizan, no aumentan los parados, se desacelera el índice de destrucción de empleo. Una empresa que se arruina o quiebra entra en concurso de acreedores. Si lo gana ya es la hostia. Ellos no se aumentan los sueldos equiparan su nivel retributivo. No cobran comisiones, son gastos de representación. Los representados deben ser las empresas que les dan las comisiones y que luego nosotros ayudamos con créditos para incentivar el empleo. Solo quedan empleados Rato, Felipe González, Aznar, la duquesa de la Mamandurria y sus allegados. Mientras, nuestros jóvenes "Externalizan su actividad laboral". Ahora esta panda de chorizos que paga los colegios del Opus, rescata bancos que quebraron por sus robos, que quieren ensañarnos a ser cultos a través de la religión, se inventan que las ayudas a los universitarios serán un premio a la "excelencia". Así su mediocridad se perpetuará por generaciones, porque los únicos excelentes serán ellos, aumentándose la nota en sus colegios, premiando a los sumisos, y seguirán eternamente sin dar palo al agua. Viviendo como dios.
 Mientras, la creación  de riqueza en el banco del parque donde tocamos coplas disminuye por falta de liquidez de los transeúntes, por lo que habrá que inyectar fondos en el sistema financiero para mantener el nivel de riesgo de exclusión social:
-Papi, mira otro pobre.
- No se dice pobre, se dice persona en riesgo de exclusión.
¡Me cago en su ascendencia!. No les importa, son lavables.