Google+ Followers

jueves, 10 de enero de 2008

PROFESIONES MODERNAS

No estoy seguro de ser un avanzado o ser idiota. Cuando decidí estudiar náutica lo hice porque quería irme de casa. Escuché embobado las aventuras de uno que muchos años más tarde descubrí que no había terminado los estudios, y las aventuras que contaba eran un guiso de historias de varios bares. Estudié la especialidad que aquel tipo me recomendó (Radio) y debo decir que le estoy agradecido. Me siento como un arqueólogo de los oficios: terminé mis estudios en 1971 y la profesión desapareció en 1992. Me divertí bastante y los barcos podían ser en aquella época una buena escuela de vida. Dejé de navegar en 1979 y desde entonces hasta la privatización del servicio trabajé en el Servicio de faros, profesión fundada en 1860, que también desapareció en 1992, al privatizar el Ministro Borrell el Servicio.
En 1985 fundé una empresa de energías alternativas, ruinosa, pues empezó el Estado a subvencionarlas hacia el 2004.
Creo que soy una mala compañía para los oficios, desaparecen mientras yo los practico y justo cuando empiezo a pillarles el tranquillo.
He llegado a la conclusión de que soy idiota, podría haber cogido uno de esos oficios tan antiguos como la historia de la humanidad: Político, Sacerdote, Guerrero, Put@, Chorizo, esos son oficios con pasado y con futuro.
Hace unos años empecé a hacer pinitos en la construcción y cuando terminé de restaurar mi tercera casa, se ha desatado una crisis brutal en el sector y las acciones de Inmocarral han dejado de cotizar. (Que me perdonen los de Inmocarral si no es verdad)