Google+ Followers

martes, 12 de marzo de 2013

EMPRENDEDORES.

Hubo una reunión de impresentables, decidieron que somos una o varias patrias de emprendedores, estaban los impresentables de la CEOE, los de los Sindicatos y como no el Presidente del Gobierno.
Este Gobierno ha descubierto que gobernar es apretar el torniquete con el que ya los empresarios, la banca y la sucesiva incompetencia gubernativa había estrangulado al país. Ese torniquete tiene como verdugos a fieles servidores, en los numerosos cuerpos policiales, en la justicia, en  una administración pública burocratizada, servil en extremo y donde los cargos son por libre designación, incluyendo los conductores del parque móvil, y  que en esta situación se convierte en inútil.
Los emprendedores emprenderían cualquier cosa si pudiesen con el peso de este lastre. La ministra que nunca cotizó a la Seguridad Social, Fátima Báñez dijo que nuestros jóvenes deberían hacerse emprendedores. Ya lo son: Recientemente se están dando casos en mi vecindad de asaltos a domicilios, ataques en la familia, robos a menores... Sitios donde se dejaba la puerta abierta salen en el periódico. Los que han podido ya emigraron.
Los mismos sinvergüenzas que hoy nos adoctrinan en las ventajas de la individualidad y la autonomía son los que llevan unos veinte años predicando  las ventajas de la sociedad de libre mercado. Son los mismos de los acuerdos de Maastrich, son los mismos que en los sesenta nos decían que emigrábamos por nuestro espíritu aventurero. La realidad es que deberían dedicarse al maquillaje. Maquillar las cifras del paro con autónomos sin actividad para tener cartilla de la seguridad social, a los que no se les puede reclamar por ser insolventes, con cursos para emprendedores de cuarenta años, que pagarán los padres con su pensión. Maquillando datos del déficit no pagando obligaciones contraídas por Ley. O no devolviendo la Renta de personas fallecidas, que percibían su pensión del Ministerio de Hacienda y  cuyos particulares obran en las tres administraciones, o cuatro si se añade la Justicia, pidiendo documentos a los herederos que la misma Administración genera. Así con un año de retraso enmascaran unos millones y no tienen que pagar intereses pues culpan al contribuyente por no reclamar antes la deuda. Esos reyes del conocimiento y hacedores de leyes son los que les dicen a nuestros parados que se hagan emprendedores y a los desesperados en vez de darles comida y esperanza les dan cárcel mediante una patrulla policial, o peor una patrulla ciudadana. Maldigo su estampa. Por no decir otra cosa...