Google+ Followers

lunes, 2 de marzo de 2009

ELECCIONES GALLEGAS, UN ANALISIS.

Anxo Quintana Vicepresidente (en funcions) da Xunta de "Galiza". Foto: El País.
Espero que el Partido Socialista saque alguna conclusión de estas elecciones. Gallegos que ideológicamente estamos en la izquierda, no como muchos cuadros socialistas, en número de varios miles (27.000) hemos votado en blanco. Los que hemos mantenido viva la lengua a pesar de haber aprendido otras varias para poder comer, vimos como una panda de arribistas nos imponían una lengua artificial, cuyo único fin era alejarse del castellano, su nómina de filólogos, olvidando la lengua que hablaba de forma natural un país analfabeto, fabrican palabras que dejan atrás los orígenes latinos e imponen legalmente a nuestros hijos desde que nacen el aprendizaje de este pastiche, con fondos públicos. La misma mentalidad caciquil y fascista que un día nos obligó cruzar fronteras, aprender idiomas y producir fuera de nuestras raíces, nos impone una lengua manufacturada para su "Galiza", cuyos orígenes se remontan a principios del siglo XX con la generación "Nós", cuando éramos celtas. Además quieren fabricar una frontera. A través de la bicefalia de este gobierno los representantes del quince por ciento de los votantes han dilapidado los fondos del cien por cien. Anxo Quintana acaba de decir que su actuación política es "una aportación personal a un proyecto colectivo". Ya ni siquiera es una aportación partidista, es personal. Le agradeceríamos a nuestro Vicepresidente en funciones que se abstenga de aportar más. Destructores de proyectos, parece que ninguna administración anterior hizo nada.

Como alcalde convirtió su pueblo en un museo visitable los fines de semana, seguro que allí hablan los guías "galego normativo". Para llenar el museo en que quisieron convertir el país, sus adláteres incluso se permitieron inventarse reyes.

Estos son los socios con quienes el Partido Socialista desalojó a Fraga de la Xunta, desalojo que me parece bien , pero no con un Vicepresidente que dice lo contrario que el Presidente y que con el 15% de los votos montó un gobierno paralelo. Otro Carod, en todos los aspectos.

Estómagos agradecidos y votantes clientelares dejarán por un tiempo de hostigar a quienes no pensamos como ellos y de darnos la tabarra a los que trabajamos y soñamos sin alardes de patriotismo. Pronto tomarán el relevo los del otro bando. Nada grave: ellos pasan, nosotros permanecemos.