Google+ Followers

lunes, 9 de marzo de 2009

LINEAS AEREAS. Como evitar la crisis.

Aeropuerto de Vigo. Foto: La Voz de Galicia.

Los empleados de las compañías aéreas están acongojados por las fusiones, los eres, y los no eres, hoy eres mañana no eres, que es la máxima de políticos y empresarios, aplicable a los demás.

Hace tres años que estoy en este aeropuerto, de vez en cuando entre nube y nube, hago click en unos mapas y se los doy al empleado de la compañía aérea que los demandó.

Uno de ellos es un devoto de viejos tiempos, que cuando me ve, me besa el anular de la mano derecha y me llama Eminencia, tal vez mi clericalismo ha trascendido los teclados.

Esta mañana por cambiar lo del beso en medio de la terminal, que me da un poco de corte, le saludé llevando la mano al corazón, "Salam -alei- kum", dije. Me respondió y saliéndose de su puesto en facturación, me llevó tras una columna :

-Mira que voz, mira: "Al ah da al-am....", declamó imitando la llamada a la oración del muecín.

-¡Extraordinario! Con esa voz habrá que construirte un minarete.

-¡Ya tengo uno!

Miró hacia su entrepierna y se fue.

El I Simposio de Economía Siquiátrica, entre sus conclusiones establece que la base del desarrollo sostenible es el disfrute moderado, según se lee en el Wirtschafszeitung de hoy. Con personal así las aéreas no deben temer:¡ contrate gente divertida!. Los divertidos gestionan mejor.