Google+ Followers

sábado, 12 de abril de 2008

CAIPIRINHA.

Hace unos días se me pidió una entrada de caipirinhas. Lo bueno de ser viejo es no acordarte del nombre del vecino pero acordarte de los nombres de los treinta tripulantes a los que hacías la nómina hace treinta y dos años. La entrada anterior al curso de Iniciación a ser gallego, puede caer en el examen del curso de perfeccionamiento. Son recuerdos de una etapa desastrosa de mi vida que prefiero no olvidar. Busca un poco mas abajo, corazón.